Un Poco de Nuestra Historia:

El Programa Yo También de la Pastoral Juvenil nace para impulsar un proceso de valoración y reinserción familiar y social de los muchachos que viven en las calles de Santo Domingo.

A raíz de la puesta en vigencia del Código para la protección de niños, niñas y adolescentes (Ley 14-94, hoy sustituida por la Ley 136-03), el 1 de enero de 1995, el Programa decidió abrir una Casa de Acogida, al tiempo que se había iniciado ya una experiencia de campamento diurno diario en un área del Centro Olímpico, cedida para esos fines por el Ministerio de Deportes. Esta experiencia de atención a los muchachos duró algo menos de un año, pues el traslado diario en guaguas públicas y la interacción en el centro deportivo con todo tipo de personas, fue creando problemas que obligaron descontinuar la experiencia.

En el ínterin ya se había abierto una Casa de Acogida en el barrio San Carlos, en la Calle Peña y Reynoso, No. 19. Se trataba de una casa abandonada que se había cedido a la Iglesia para un asilo de ancianos, pero que al no materializarse el proyecto, se cede el espacio para el Programa Yo También.

Desde el 13 de abril de 1996, en efecto, la Pastoral Juvenil ofrece servicios de acogida a reintegración familiar, educativa y social. Algo similar se realiza para adolescentes de más edad, en la Casa de la Juventud Nueva, ubicada en la Calle Jacinto de la Concha, No. 462, en Villa Francisca.

La Casa de Acogida sirve desde entonces de sede de referencia para el humilde, pero hermoso trabajo de recuperación de la dignidad de los muchachos. Al edificio se le han hecho algunas ampliaciones y ha llegado a albergar al mismo tiempo treinta y algo más de muchachos a la vez.

 

Qué es la Casa De Acogida:

Nuestra misión: Somos un programa de la Pastoral Juvenil que acoge y acompaña a los muchachos en situación de calle y los llama a iniciar un proceso de reeducación y reintegración a su propia familia, a una familia sustituta o a una institución educativa, con la finalidad de elevar su calidad de vida y disfrutar de sus derechos como personas.

Nuestra visión es ser con los muchachos en situación de calle signo de la civilización del amor, diciendo Sí, con las palabras y con hechos, a la justicia, a la libertad, a la paz, el amor y a todos los valores e ideales positivos del ser humano.

Servicios y/ u Oportunidades: A través de los servicios que ofrece el programa Yo También se buscan potenciar, reconocer y/o restituir sus derechos, recursos personales, fomentando la vinculación social (familia, grupos, comunidad, escuela, instituciones públicas), la inclusión y participación social; desde un enfoque de derecho. Pretendemos, que la mayoría de los niños y adolescentes que acogemos puedan generar proyectos personales que le permitan abandonar la situación de calle y/o superar las situaciones que vulneran sus derechos.

La Casa de Acogida del Programa “Yo También”, ofrece diversos servicios de prevención y apoyo en crisis, como son: acompañamiento psicológico (acompañamiento psicosocial para el seguimiento más personalizado, para tratar situaciones particulares). Trabajo educativos (nivelación escolar; sala de tareas; programas de estimulación del aprendizaje, desarrollo de competencias, destrezas, habilidades y conocimientos para enfrentar la complejidad en sus vidas cotidianas. s descanso) Servicios recreativos (paseos, excursiones, campamentos, vistas lugares de interés público y especialmente de interés para los niños y adolescentes). Trabajo social: seguimientos a la familia; visitas domiciliarias; encuentros familiares; accesos a los servicios públicos de salud, escuela e instituciones públicas o privadas que benefician a esta población.